Tengo la esperanza que por las noches pienses en mí,

al menos un segundo antes de dormir; es algo tonto,

después de todo yo sigo esperando que tu corazón lata por mí.

-n.y-