Si llegaste aquí es por que tienes la gran duda, si ser aupair es un cuento de hadas como te lo pintan o todo es mentira.

Has leído todo tipo de historias, desde la niña que es una hija más, trabaja máximo 4 horas diarias, se la vive de vacaciones y tiene plan cada fin, hasta la que hace de todo lava, plancha, cuida a los niños, trabaja muchas horas a la semana, le retrasan el pago y no tiene tiempo de nada porque o esta trabajando o está muy cansada.

No te diré que todo va a ser perfecto y vivirás como reina, pues no te voy a mentir (tendrás días buenos y días malos, como en todo), mucho menos espero que tu historia sea como la niña que trabaja mucho, digo igual exageré con el ejemplo, pero es verdad que hay algunas aupairs que no la pasan tan bien.

Si lo estas pensando y pensando y algo te dice que si, tal vez es bueno darte la oportunidad, porque es mejor decir lo hice y me va de maravilla o bien, sabes que, no es lo mio ( y lo peor que puede pasar en ese caso es regresarte a casa y seguir  con tu vida); a que pasen los años y digas sabes, me hubiera ido y seguro me iba bien.

Si es algo que quieres, investiga tooodo. Si te vas con agencia, entra a sus redes sociales busca historias o incluso conocidas que lo han hecho y te cuenten su experiencia. En caso de que te vayas sin agencia arregla bien tus papeles para que puedas exigir tus derechos, asegurate que es una buena familia, digo esta más difícil (más no imposible) porque pues igual que te dicen que son los mejores, llegas y sorpresa! no lo son tanto. Con  o sin agencia vas a encontrar de todo tipo de familias; y si te sirve de consuelo, yo ya lo hicé de las dos maneras y me ha ido muy bien, pero eso lo dejo para otro post.

Al final del día la decisión es tuya y de nadie más, considero que en gran medida parte del éxito de ser aupair es la actitud, y tener claro que si bien vas a viajar, estudiar y ganar dinero como te dicen, es un hecho que ser aupair es un trabajo. Hazlo si de verdad te gustan los niños, pues son con quienes estarás la mayor parte del día y, son un factor que puede determinar que sea un año inolvidable o que al contrario acabes deseando no ver niños en un buen rato y de hijos mejor no hablamos.

 

Buena suerte!